Un estudio verificará si una mente tranquila significa un cuerpo sano

“Los datos muestran que las personas que practican la meditación pueden reducir su respuesta inflamatoria y de conducta al estrés.” –
Charles Raison

Por Kathi Baker

Un nuevo estudio está en curso en Emory, para comprobar el valor de la meditación para ayudar a las personas a lidiar con el estrés. El Estudio de la Compasión y la Meditación de Atención Longitudinal
(CALM por sus siglas en inglés) ayudarán a los científicos a determinar cómo el cuerpo, la mente y el corazón de la gente responden al estrés, y qué prácticas específicas de meditación son mejores para bajar esas respuestas.

“Cualquier cosa que afecte al normal funcionamiento y a la integridad del cuerpo, tiende a activar una parte del sistema inmunológico llamada la inflamación”, dice Charles Raison, profesor asociado del Departamento de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento de Emory, e investigador principal del estudio. “La inflamación incluye procesos que utiliza el sistema inmune para hacer frente a los virus o a las
bacterias, o cualquier cosa externa y peligrosa”, dice Raison, Director Clínico del Programa de Emory Mente-Cuerpo. “Los datos muestran que las personas que practican la meditación puede reducir la
respuesta inflamatoria y de conducta al estrés, que están vinculados a enfermedades graves como el cáncer, la depresión y las enfermedades del corazón.”

Raison y el investigador principal contemplativo, Gueshe Lobsang Tenzin Negi, profesor titular del Departamento de Religión, colaboraron en un estudio realizado en 2005 en Emory, que muestra que
los estudiantes universitarios que practicaban regularmente la meditación de la compasión, tuvieron una reducción significativa de la tensión y las respuestas físicas a la tensión. Negi, quien es Presidente y Director Espiritual del Monasterio de Drepung Loseling, diseñó las prácticas de meditación de la compasión.

El éxito del estudio inicial llevó a ambos a iniciar la práctica ampliada para adultos. El estudio CALM tiene tres componentes diferentes.

El componente principal, el cual está financiado por una subvención federal, se llama “Mecanismos de la Meditación.” Este aspecto del estudio compara la meditación de la compasión con otras dos intervenciones – el entrenamiento de la mente y una serie de enseñanzas relacionadas con la salud. Los participantes fueron
asignados al azar a una de las tres intervenciones.

Un segundo componente consiste en el uso de una grabadora activada electrónicamente (llamada el “EAR”), que es usada por los participantes antes de comenzar y después de finalizar las intervenciones en la meditación.

La grabadora se utilizará para evaluar el efecto de las intervenciones del estudio en el comportamiento social de los participantes, grabando periódicamente los fragmentos y piezas de los sonidos ambientales en la vida diaria de los participantes.

El tercer componente incluye neuro-imágenes de los participantes, para determinar si la meditación de la compasión y la meditación de la atención plena; tienen efectos diferentes en la arquitectura del cerebro y en la función de las vías empáticas del cerebro.

La meditación secular en la compasión está basada en una práctica de entrenamiento mental, de mil años de antigüedad, del budismo tibetano llamado “lojong”. El “lojong” utiliza un enfoque cognitivo, analítico
para desafiar los pensamientos y las emociones no examinadas de una persona hacia otra gente, con el objetivo a largo plazo de desarrollar emociones y un comportamiento altruista hacia todas las personas.

El dominio de la meditación requiere dedicación y tiempo. “La meditación no se trata sólo de sentarse en silencio”, dice Negi. “La meditación es un proceso de familiarización, el cultivo o la mejora de ciertas habilidades, y se puede pensar en la atención y en la compasión como habilidades.

“Las prácticas de la meditación diseñadas para fomentar la compasión, pueden afectar las vías fisiológicas que están controladas por el estrés y son relevantes a las enfermedades.” Raison y Negi esperan demostrar que siglos de sabiduría acerca de la mente interior y la forma de nutrirla, combinada con la ciencia occidental acerca de cómo el cuerpo y el cerebro interactúan, será tremendamente útil para la humanidad, así como para el bienestar personal y la salud.

Un video muestra los esfuerzos en curso que se están llevando en Emory para utilizar la meditación de la compasión para responder al estrés; para verlo visite el Informe en línea de Emory Corey Broman-Fulks.

  1. Deja un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: